¡Bienvenid@!

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Sed et augue nulla. Etiam odio risus, luctus id iaculis a, scelerisque a dolor. Donec felis nulla, viverra in imperdiet aliquam, ultricies quis elit. Phasellus felis nibh, pellentesque a euismod vitae, interdum id ligula. Proin tristique est at ligula varius vitae porttitor lectus lobortis. Nunc est felis, molestie at dapibus id, elementum vel est.



¡Conectate!

Ingresa con tu nick, Nombre y Apellido, se admiten iniciales.
Navegación








Enlaces Rápidos






Amsterdam

Pasa el ratón por encima para desplazar la información.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Lost in time
Sáb Sep 06, 2014 9:22 pm por Anthony Smith

» Despues de la tormenta viene la calma (Vladimir)
Sáb Mayo 12, 2012 11:43 am por Agata White

» Cuenta 10 y manda un kiss :D
Sáb Mayo 05, 2012 8:00 pm por Vladimir S. Newton

» Todo fue el destino [ Alex ]
Sáb Abr 21, 2012 11:35 am por Alexander Von Extel

» ¿Que estas escuchando?
Jue Abr 05, 2012 8:43 am por Christian Hudson

» Tengo un problema
Jue Mar 15, 2012 5:33 pm por Aaron Huntley

» Noche de peligro y desenfreno+18 Vlad
Sáb Mar 10, 2012 8:54 am por Agata White

» Compañeros de trabajo {Selena}
Jue Mar 01, 2012 1:15 pm por Selena Scander

» Sorpresa! si, soy yo... //Vlad//
Lun Feb 13, 2012 1:17 pm por Vladimir S. Newton

Staff Administrativo










Administración

SAVAGE
MP - PERFIL
FIERCE
MP - PERFIL
WILD
MP - PERFIL


Awards


Volker W. Wycliff
Mejor personaje masculino
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 12 el Dom Oct 24, 2010 4:15 pm.
AFILIANOS
Hermanos





Élite




Normales











Créditos&Copyright

Skin diseñado por Skaôi de SourceCode. Crédito, crédito, crédito & Copyright.

- Angel de Día, Demonio de Noche -

Ir abajo

- Angel de Día, Demonio de Noche -

Mensaje por Luciana McCraken el Dom Nov 27, 2011 12:41 am

Un día más de trabajo, un día en donde la sonrisa fingida y la labor de tener que “resolver” o más bien “diagnosticar” los problemas infantiles es la tarea de todos los días, aun no comprende por qué demonios eligió esta especialidad habiendo un millón de especialidades, tenia que enfocarse en la mente infantil. La rubia se encuentra en su consultorio privado, la vida en Ámsterdam le estaba siendo bastante fructífera, las relaciones que ha obtenido gracias a su apellido y prestigio de su padre le han ayudado muchísimo, sin mencionar que su nombre es el más renombrado gracias a sus “donaciones” al Internado St. Vincent; la rubia esta en terapia, la última del día teniendo como paciente a Larry Harrison, un pequeño con problemas de aprendizaje gracias al divorcio de sus padres, Luciana tiene la pierna derecha cruzada, los lentes de descanso y la libreta apuntando cada una de las reacciones del pequeño, algo que comienza hartarle puesto que el maldito mocoso no hace más que lamentarse por la separación de sus padres “De no ser porque tu madre, quien no es más que una maldita golfa, me está pagando extremadamente bien no te diagnostico directo al manicomio, pero ni hablar lo que tengo que soportar para obtener los beneficios que me traes”, Luciana sonríe como es su costumbre y asiente ante lo que el mocoso llorón y consentido le platica –Muy bien Larry, y ¿Cómo te sientes al respecto?- pregunta esperando que el maldito engendro se que quede pensando un buen rato; y eso es precisamente lo que sucedió, se ha quedado pensando ante la pregunta que le ha planteado la ojiazul , para luego observar su reloj y ver que el tiempo se ha terminado –Bien Larry el tiempo se nos fue como agua, ponte de pie, ya es hora de salir- continua con la sonrisa fingida y la mirada dulce que la caracteriza, para luego ponerse en pie y dejar sus apuntes en su escritorio, tomar al pequeño de la mano y luego caminar hasta la puerta. Sus pasos se delatan por el piso de madera que adorna su consultorio, para luego abrir la puerta y observar a la madre de Larry, Amanda Harrison.

-Amanda, Larry ha evolucionado satisfactoriamente, pronto ya dejará de venir, solo te encargo muchísimo la supervisión de sus actividades fuera de la escuela, eso es algo que me preocupa un poco, fuera de eso esta perfecto… nos vemos la siguiente semana, si hay algún cambio Ivonne se encarga de hablarles… cuídense- se despide con una sonrisa extremadamente hipócrita y fingida, pero el mundo entero tiene que conocer esa cara –Ivonne, no me pases llamadas, no hagas citas y mucho menos digas que estoy en la ciudad, para el mundo estoy de viaje, a partir de ahora… la cita de los Harrison en la semana te aviso, ya te puedes ir, cierra bien, yo saldré por la puerta de atrás. Hasta el lunes- se despide con cierta frialdad de su secretaria quien es la única que sabe lo que se esconde detrás de esa cara de ángel y mirada tierna, pero que se mantiene callada y dice lo que le conviene gracias a la fuerte cantidad de dinero que le paga tanto por sus servicios como por su silencio.

La ojiceleste entra a su privado y se dirige hasta el teléfono, marca el numero de la Universidad… el tono de espera se hace presente y la secretaria personal de su padre se escucha del otro lado –soy Luciana, comunícame con mi padre- su tono es cortante y arrogante a la vez, sin siquiera saludar –¿Cómo que no está? Si sabes quién soy verdad, soy Luciana McCraken, hija del director- el tono déspota y molesto se hizo presente ante la negativa de la secretaria por negarle a su padre, sin embargo, al escuchar el nombre de la rubia la secretaria le comunica a su padre de inmediato… un par de segundos más tarde, la voz de su padre se hace presente, la sonrisa y mirada de Luciana se transforman al escuchar a quien ella considera como suyo –padre, te aviso, hoy por la noche saldré, aun no se si llegare a casa te aviso por cualquier cosa, y otra cosita más… no sé quién diablos se crea tu secretaria, pero porfavor le dices que cuando te hable me comunique de inmediato contigo, por qué la verdad es demasiado grosera, si conmigo que soy tu hija me trata mal, imagínate como se comporta con los demás- el cinismo se hizo presente en la rubia, quien convence ciegamente a su padre quien responde con un “Hablare con ella y de no tener una buena explicación la despido, nadie le habla y mcuho menos trata mal a mi princesa… cuídate, nos vemos mañana” la ojiceleste sonríe socarronamente –te amo papá… nos vemos por la mañana - la rubia cuelga y emprende el camino a casa para ducharse y alistarse para salir.

Tras un largo camino ha casa, la rubia se ducha tranquilamente, sale del cuarto de baño solo en toallas, buscando el atuendo adecuado, eligiendo un vestido en color café extremadamente corto y seductor, ligeramente ceñido al cuerpo, evidenciando la silueta delineada y esbelta que porta, busca entre sus accesorios algo en color rosa que convine a la perfección con su vestido y zapatos que ha elegido… una vez escogido todo, se viste, maquillándose en colores que resalten su mirada y tomo de piel, se peina recogiendo el cabello, cambia de bolso su cartera, llaves, móvil y algunas de las cosas que siempre están con ella. Sale de su habitación y recorre la casa hasta llegar a donde tiene aparco el auto. Una vez que ha llegado hasta donde su hermoso Pontiac en color Gris se encuentra, entra y enciende el motor, para luego cerrar la puerta, colocarse el cinturón de seguridad y emprender el camino hasta su destino, siendo el bar “Black Night” el elegido para pasar la noche o tal vez para comenzar la noche.



Entra al lugar y escucha la música, observa y aun hay un poco de gente, algo que en parte le agrada puesto que siempre es mejor estar un poco mas en solitario para poder dar rienda suelta a los bajos instintos que puedan surgir en la ciudad del silencio. Se dirige a la barra, moviendo ligeramente el cuerpo ante la música, se queda de pie y el barman se acerca haciendo una seña -Whisky en las rocas- le habla guiñando el ojo al barman y este le sirve sin trabajar tanto, la rubia extiende la mano y continua moviendo seductoramente su cuerpo ante la música , observa hacia todos lados, observando nuevamente el lugar, al cual ha acudido un par de veces en lo que lleva viviendo en la ciudad, mira hacia todos lados bebiendo un poco de su bebida, sintiendo el ardor en su garganta, frunce el seño ligeramente, observa como algunas personas se hacen presentes en el lugar, los ignora por un instante y luego camina hacia uno de los sillones que se encuentran al otro lado del local. En su andar comienza a bailar ligeramente importándole que la miren, llega hasta uno de los sillones estilo “lounge” y deja su bolso en el asiento, manteniéndose de pie, observando y estando alerta ante lo que pueda pasar… aunque todo, absolutamente todo lo que pueda suceder es total y completamente valido.
avatar
Luciana McCraken

Femenino Mensajes : 7
Humor : Despues del sexo, puede que lo descubras

Fecha de inscripción : 20/11/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.